Folletos

Un folleto es un texto impreso reducido de hojas que sirve como instrumento divulgativo o publicitario. Básicamente se trata de una forma sencilla y económica de dar publicidad a una empresa, producto o servicio, o simplemente potenciar una imagen de marca.

La distribución de los folletos se puede realizar mediante correo tradicional, mediante buzoneo, encartándolo en un publicación periódica o repartiendolo directamente entre los clientes.

Los folletos generalmente se caracterizan por contener textos breves escritos en un lenguaje simple y conciso, acompañados de gráficos y fotografías con un diseño adecuado.

Formato

Los folletos se pueden imprimir en cualquier formato a medida según se requiera, generalmente en función del contenido y/o del diseño. En cualquier caso, tenemos que hablar de formato abierto y formato cerrado, es decir, las medidas del folleto antes y despues de ser plegado.
Estas son las medidas más habituales:

  • Flyer o volante: Folleto de pequeño formato sin plegar. (2 páginas)
  • Díptico: Folleto básico plegado al medio o 2 cuerpos (4 páginas)
    • Formato abierto: 420x297mm > Formato cerrado: 210x297mm
    • Formato abierto: 297x210mm > Formato cerrado: 210x148mm
  • Triptico: Folleto plegado en 3 partes o cuerpos (6 páginas)
    • Formato abierto: 628x297mm > Formato cerrado: 210x297mm
    • Formato abierto: 890x210mm > Formato cerrado: 297x210mm
    • Formato abierto: 297x210mm > Formato cerrado: 100x210mm
    • Formato abierto: 442x210mm > Formato cerrado: 148x210mm
    • Formato abierto: 240x120mm > Formato cerrado: 80x120mm
  • Cuadriptico: Folleto plegado en 4 partes o cuerpos (8 páginas)
    • Formato abierto: 836x297mm > Formato cerrado: 210x297mm
    • Formato abierto: 590x210mm > Formato cerrado: 148x210mm
    • Formato abierto: 418x148mm > Formato cerrado: 105x148mm
    • Formato abierto: 396x210mm > Formato cerrado: 99x210mm

 

Impresión

La impresión de folletos generalmente se realiza por ambas caras y de cualquiera de las maneras que figuran a continuación:

  • a color (cuatricromía)
  • en negro
  • a dos colores
  • en colores Pantone
  •  una combinación de todos ellos

En algunas ocasiones se utilizan colores Pantone o tintas especiales para ampliar la gama de colores, para llamar la atención con colores llamativos o simplemente para adecuarse a los colores corporativos de la empresa.

Tambien podemos recurrir a técnicas de acabados como: estampación, barniz UVI selectivo, plastificado/laminado y huella en seco, entre otros, para dotar a los folletos con un valor añadido extra.

Si combinamos estas técnicas con un buen diseño podemos producir folletos mucho más atractivos y conseguiremos transmitir una buena imagen de marca.

Soporte

Los soportes más utilizados para imprimir folletos son muy variados, pero se utilizan generalmente papeles estucados, papeles offset y reciclados.

También podemos encontrar folletos impresos en papeles especiales para intentar ofrecer un acabado diferente que nos distinga de nuestra competencia o simplemente buscando la originalidad, algo bastante habitual sobre todo en folletos de imagen de empresa.

La gama de gramajes a utilizar en la impresión de un folleto es muy amplia, en función del uso que se le vaya a dar al folleto.
Si los folletos se deben enviar por correo tradicional, hay que tener muy en cuenta el gramaje a utilizar, puesto que pasarnos de gramaje podría suponer un encarecimiento en la tarifa de los envíos -en según que caso-.

Generalmente los gramajes más usados son los gramajes medios y altos, que abarcan desde los 135 grs. hasta los 350 grs., aunque no existe una limitación real en este sentido pudiendose elegir cualquier gramaje de los disponibles en los diferentes papeles para imprimir un folleto.

Consejos

A la hora de imprimir un folleto, se deberían tener en cuanta algunas consideraciones:

  • Elegir el formato más adecuado cuidadosamente para el tipo de información que queremos incluir. Un formato demasiado pequeño ocasionará una mayor confusión puesto que los datos aparecerán agolpados dificultando su comprensión.
    Un formato mayor destacará nuestro diseño facilitando la lectura de los datos y la correcta organización de los mismos dentro del folleto.
  • Utilizar el soporte adecuado puede contribuir a aumentar considerablemente la calidad final del producto. En este sentido, el uso de papeles especiales es un factor más de diseño a considerar.
  • Laminar el folleto es altamente recomendable para protegerlo de posibles rayaduras y del uso diario. Sobre todo en folletos cuyo diseño está basado en fondos oscuros o muy cargados de tinta.
  •  Hacer hendido en todos aquellos folletos cuyo gramaje de papel sobrepase los 170 grs., para evitar que se fracture el papel al hacer el plegado de los mismos.