Catálogos

Un Catálogo es una publicación pública o privada, destinada a todo tipo de acciones: marketing, publicidad, logistica, …
Existen múltiples definiciones para describir el contenido de un catálogo.

Habitualmente se enfocan como publicaciones de empresa con el fin de promocionar productos o servicios que una empresa o institución ofrece a sus clientes.

Al fin y al cabo, un catálogo no es más que una lista ordenada o clasificada de cualquier tipo de objeto, producto o servicio para su exposición y venta.

Formato

Aunque lo más habitual es encontrarnos tamaños como: A4, A5, 21x21, ..., practicamente cualquier formato es valido para contener un catálogo.
Por supuesto, también es posible fabricar un catálogo en formato "a medida".

Impresión

La impresión de un catálogo generalmente se realiza por ambas caras y de cualquiera de las maneras que figuran a continuación:

  • a color (cuatricromía)
  • en negro
  • a dos colores
  • en colores Pantone
  • una combinación de todos ellos

En algunas ocasiones se utilizan colores Pantone o tintas especiales para ampliar la gama de colores, para llamar la atención con colores llamativos o simplemente para adecuarse a los colores corporativos de la empresa.

Soporte

Podemos imprimir nuestro catálogo sobre cualquier papel disponible de entre todos los que se comercializan. Aunque el tipo de papel más habitual podría ser el estucado - tanto brillo como mate-.

Los papeles offset y los papeles reciclados también son un soporte bastante recurrido.

Además de estos últimos, existen otras especialidades de papel a considerar por su originalidad que podemos elegir para imprimir sobre un soporte diferente al habitual.

En cuanto al gramaje a utilizar, no existe limitación alguna, dependerá en mayor medida del tipo de catálogo que planteemos (libro, revista, cuaderno, folleto desplegable, ...)

Tipo de Catálogo

En primer lugar debemos elegir el tipo de catálogo que queremos crear, puesto que un catálogo se puede crear de diferentes formas, teniendo en cuenta los contenidos, la disposición de los datos y la forma final que queremos darle.

Podemos crear nuestro catálogo en forma de:

  • Libro
  • Revista
  • Cuaderno
  • Muestrario de productos
  • Folleto desplegable
  • ...
Encuadernación

En principio, no hay limitación en cuanto al tipo de encuadernado que podemos hacer para un catálogo. El tipo de encuadernación dependerá principalmente del tipo de catálogo que hayamos decidido hacer.

En caso de un libro, la encuadernación podría ser:

  • Rustica fresada
  • Rustica PUR
  • Rustica cosida

Si el catálogo fuera una revista, la encuadernación sería:

  • Cosido a caballetes con grapas

Si el catálogo fuera un cuaderno, la encuadernación podría ser:

  • Espiral
  • Wire-o

Si el catálogo fuera un folleto desplegable no llevaría encuadernación.

Acabados y Efectos

Tambien podemos recurrir a técnicas de acabados y efectos como por ejemplo:

  • Estampación
  • Barniz UVI selectivo
  • Plastificado/Laminado
  • Huella en seco
  • ...

Con estos acabados y efectos -entre otros- podremos conseguir dotar a nuestro catálogo con un valor extra añadido.

Consejos

Evaluar la cantidad de productos o servicios que queremos exponer en el catálogo y estudiar cual puede ser el formato adecuado que facilite su exposición de manera limpia, ordenada y con espacios.

Es decir, hay que tratar por todos los medios de evitar la sobrecarga de información en un mismo espacio, aunque ello suponga elegir un formato algo mayor que lo que teniamos pensado en un principio.
De esta manera, estaremos facilitando la lectura y el acceso a la información a las personas que quieran hacer uso del catálogo.

Combinando la utilización de técnicas de acabados y efectos originales con un buen diseño, podemos producir catálogos mucho más atractivos y conseguiremos transmitir mejor la imagen de marca.