Carpetas

Una carpeta básicamente, es un soporte contenedor para nuestros documentos.

En un mercado donde las primeras impresiones son importantes, presentar nuestros documentos dentro de una carpeta personalizada, contribuye a mejorar nuestra imagen de marca de cara a nuestros clientes, puesto que transmiten seriedad, formalidad y profesionalidad.

La finalidad de la carpeta no es otra que contener, proteger y transportar documentos tales como presupuestos, propuestas, catálogos, folletos, ....

Formato

Se puede utilizar múltiples formatos para fabricar carpetas. Es necesario concretar que tipo de documentos va a contener y, partiendo de esa base, fabricar una carpeta capaz de contener dichos documentos.

Asi pues podemos fabricar carpetas capaces de contener documentos en formato A4, A5 o en otro formato distinto, para lo cual la carpeta se debería fabricar en un formato siempre algo mayor, con suficiente margen para que podamos introducir en su interior los documentos.

En ORVY disponemos de varios troqueles de carpetas estandar pensados para albergar documentos en A4.
Disponemos de las lineas de troquel correspondientes a partir de las cuales se puede aplicar cualquier diseño y personalizar la carpeta a nuestro gusto.

Además de esto, en caso de requerir una carpeta distinta a las estandar existentes, podemos fabricar un troquel a medida y utilizarlo para lograr una carpeta original y distinta con la que sorprender a los clientes.

Impresión

La impresión de carpetas se puede realizar por una cara o por ambas caras, según los contenidos y el diseño que queramos aplicar y de cualquiera de las maneras que figuran a continuación:

  • a color (cuatricromía)
  • en negro
  • a dos colores
  • en colores Pantone
  • una combinación de todos ellos

En algunas ocasiones se utilizan colores Pantone o tintas especiales para ampliar la gama de colores, para llamar la atención con colores llamativos o simplemente para adecuarse a los colores corporativos de la empresa.

Tambien podemos recurrir a técnicas de acabados como: estampación, barniz UVI selectivo, plastificado/laminado y huella en seco, entre otros, para dotar a las carpetas con un valor añadido extra.

Si combinamos estas técnicas con un buen diseño podemos producir carpetas mucho más atractivas y conseguiremos transmitir una buena imagen de marca.

Soporte

Los papeles estucados -tanto en brillo como en mate-, son el soporte más utilizado a la hora de imprimir carpetas.
No obstante, el papel offset, las cartulinas y los papeles reciclados también están presentes en este tipo de productos. Una de las ventajas principales de este tipo de papeles es que permiten realizar anotaciones a mano sobre las carpetas en caso necesario.

El uso de papeles especiales es muy habitual cuando queremos destacar las carpetas por su tacto o por su originalidad. Existen multitud de especialidades con las que podemos sorprender.

Es aconsejable utilizar un gramaje alto, normalmente entre 300 grs. y 350 grs., con el fin de obtener la rigidez necesaria para cumplir el cometido de proteger los documentos contenidos. Aunque los gramajes medios son perfectamente válidos también si no nos importa sacrificar rigidez.

El plastificado -brillo, mate, o softtouch- de la carpeta es altamente recomendable, por una mayor protección, para impedir que se produzcan arañazos y ralladuras en diseños con fondos oscuros y para evitar su deterioro con el tiempo. Además le da a la carpeta un tacto más agradable.

Tipos de Carpetas

Aunque existen muchos tipos de carpetas, por tipología y funcionalidad, estos son algunos de los estilos de carpeta más extendidos:

  • Carpetas simples: No llevan solapa, por tanto, no requieren troquel. Son dípticos plegados a la mitad, con lineas de hendido.
  • Carpetas con solapa pegada: Dispone de una solapa postiza adherida a la contraportada a modo de bolsa. Sin troquel.
  • Carpetas con dos solapas: 2 solapas en la contraportada una en el lateral y la otra en la parte inferior. Carpeta troquelada.
  • Carpetas con uñero: Con 2 uñeros o semicirculos troquelados situados junto al lomo que sirven para grapar en ellos los documentos contenidos en la carpeta.
  • Carpetas a medida: Podemos fabricar carpetas diferentes mediante la creación del troquel correspondiente, podemos realizar carpetas con formas originales y prácticas al mismo tiempo.

Un carpeta puede fabricarse con o sin lomo. Esto dependerá en mucha medida de la cantidad de hojas que pensemos contener en ella. El tamaño del lomo no va a ser el mismo para una carpeta que deba contener 5 o 6 hojas al de una carpeta pensada para contener 100 hojas.