Tarjetas

Una tarjeta de visita o tarjeta de presentación es un pequeño documento impreso que sirve para recoger los principales datos de una persona y mostrar sus principales datos, como por ejemplo:

  • Nombre y apellidos
  • Cargo o título
  • Nombre y logotipo de la compañia
  • Dirección, teléfono y email
  •  ...

Se trata de un método de marketing muy extendido y utilizado por profesionales y también muy usado por particulares.
En la actualidad las tarjetas de visita resultan indispensables ya que es una manera muy útil de divulgar una marca y facilitar contactos, puesto que a pesar del progreso tecnológico, continuan siendo utlizados por innumerables empresas. Con ellas la credibilidad de la marca aumenta y reflejan profesionalidad y seriedad.

Formato

El tamaño estandar de una tarjeta de visita en Europa es de 85x55 mm. coincidiendo con el tamaño del DNI y con el tamaño de las tarjetas de crédito.

Es el tamaño perfecto para que puedan ser guardadas en las carteras, aunque - logicamente- no es el único tamaño que se puede utilizar. En realidad cualquier otra medida es válida para este tipo de producto, respetando siempre el tamaño razonable y práctico que aconseja su uso.

El formato más utilizado en paises sudamericanos es el de 90x50 mm.
Otras medidas muy utilizadas son 85x45 mm. o medidas cuadradas como por ejemplo 55x55 mm. o 60x60 mm.

En el diseño de la tarjeta se utilizan el formato horizontal y el vertical indistintamente, según el gusto del creativo.

Impresión

La impresión de tarjetas de visita puede realizarse a una o dos caras y puede realizarse de alguna de las siguientes maneras:

  • a color (cuatricromía)
  • en negro
  • a dos colores
  • en colores Pantone
  • una combinación de todos ellos

En ocasiones en las empresas e instituciones disponen de un manual de imagen corporativa en el que indican los colores exactos (generalmente Pantones) a utilizar durante la impresión de los documentos de papelería, en este caso: Tarjetas de visita.

Soporte

Los soportes para imprimir tarjetas son muy variados. Aunque los más utilizados son los papeles estucados, verjurados, offset y cartulinas.

También es muy habitual encontrarnos con papeles especiales, buscando la originalidad y el impacto visual.
Hay multitud de papeles y cartulinas de una gran calidad y un agradable tacto que se pueden utilizar para imprimir tarjetas.

En la impresión de tarjetas de visita, el coste del papel no es tan importante, dado que debido al reducido tamaño de las mismas y la pequeña cantidad de tarjetas que habitualmente se imprime, la cantidad de papel que se utiliza para ello no es demasiado elevada.

Los gramajes a utilizar en las tarjetas se centran en gramajes más bien altos, entre los 250 y 350 grs. con el fin de dotar a la tarjeta de cierta consistencia.

Consejos

La mayoria de tarjeteros, carteras y billeteros tienen unas medidas estándar para guardar las tarjetas. Si nos ceñimos a esas medidas facilitaremos a nuestros clientes su almacenaje de lo contrario nuestra tarjeta se podría perder o acabar en la papelera.

Por otro lado, si hacemos nuestra tarjeta demasiado pequeña, reducimos el espacio que disponemos para diseñar y colocar información y nos podría quedar ilegible la tarjeta o demasiado cargada.

Las tarjetas de visita son un producto que se presta bastante a la utilización de efectos y acabados como por ejemplo: huella en seco, barniz UVI, estampación, troquelado de formas,...
Con este tipo de efectos y acabados conseguiremos mejorar la imagen e incrementaremos el valor de marca de la empresa.

También es muy habitual proteger la tarjeta con una lamina de plastificado (que puede ser brillo o mate) para aumentar considerablemente su durabilidad, aunque esto impide que podamos escribir comodamente en su superficie con un bolígrafo, por ejemplo.