Impresión Offset

La impresión offset es un método de impresión que consiste en aplicar una tinta -generalmente oleosa- sobre una plancha metálica -generalmente de aluminio-.

Para que la plancha se impregne de tinta, únicamente en aquellas partes con imagen, se le proporciona un tratamiento fotoquímico, de tal manera que las zonas tratadas retienen la tinta.

Las imagenes/textos se transfieren a la superficie a imprimir (papel), a través de un cilindro de caucho que recibe la imagen y la transfiere por presión a la superficie impresa.

Impresión Offset

La impresión se realiza mediante planchas monocromáticas (una plancha por cada color a imprimir), por ejemplo, en el caso de la fotocromia, seguiria el modelo de color CMYK (Cian, magenta, amarillo y negro). O sea, cuatricromía.

Además, hay que tener en cuenta un quinto color: el blanco del papel.

Mediante la utilización de estos colores se puede reproducir casi cualquier color con la excepción de colores metálicos (oro, plata) y colores fosforescentes o que estén fuera del rango del modelo CMYK. Estos colores pueden ser aplicados utilizando para ello una plancha adicional y una cantidad de tinta plana correspondiente al color deseado.

Ventajas:

- Alta calidad de impresión, más clara y definida que otros sistemas de impresión.

- Posibilidad de imprimir sobre una enorme cantidad de soportes celulósicos.

- Planchas de rápida y facil producción.

- Alta duración de las planchas.

- Grandes velocidades de impresión.

- En grandes tiradas el precio unitario es notablemente inferior que en cualquier otro sistema.